PANTALLAS LED Y NUEVOS NEGOCIOS: EL BOOM DEL AUTOCINE

11 de noviembre de 2020

El aislamiento preventivo obligatorio tuvo muchas consecuencias en el modo de movernos, comportarnos y vincularnos. Los consumos culturales no son una excepción y a lo largo de este año un nuevo producto surgió como respuesta a la necesidad de mantenerse vigente. Empresas privadas incursionaron en el negocio del autocine y el autoteatro, es decir, el entretenimiento al aire libre y seguro de la mano de las pantallas led.

En esta nota hacemos un repaso de la historia, los proyectos que ya están funcionando y la mirada de un experto, Daniel Carnaghi, director de la firma Multiled, la empresa especializada en fabricación de pantallas y productos de led.

Sorpresivamente, los autocines no solo tuvieron una muy buena recepción en el público general, sino que fueron ganando adeptos, terreno (literalmente) y popularidad. Lo cierto es que las empresas del negocio de los cines y teatros per se aún no están incursionando en esta nueva modalidad, tal vez sea porque su intención es seguir ejerciendo presión sobre las autoridades para que habiliten el uso de las salas cerradas, tal vez por cuestiones de mantenimiento de los espacios que ya tienen que sostener (las salas vacías) o tal vez porque se fueron volcando a la modalidad digital vía streaming.

Es verdad que los procesos de cambio suelen generar a priori dudas, y como siguiente reacción resistencia: no podemos controlar aquello que no conocemos y eso genera incertidumbre. Pero como dicen los especialistas en gestión de la transformación, ignorar al cambio no lo frena. Y los autocines son un gran ejemplo, un negocio emergente para todo tipo de emprendedores, no solo dueños de pantallas led y espacios abiertos o estacionamientos.

Autocine Atlas La Rural | Ciudad Autónoma de Buenos Aires

La historia en el presente

Se puede decir que el autocine es importado. Nació en los Estados Unidos durante la década del 30 y tuvo su apogeo entre los años 50 y 60, impulsado por una economía pujante, una industria automovilística en auge y la masificación de la TV a color. A esto puede sumarse el factor propio de la cultura norteamericana vinculado al modo de vincularse en el ámbito privado sumado a una condición geográfica fundamental: es un país con grandes extensiones de zonas con baja densidad poblacional, ¿suena familiar? Todo indicaría que en la Argentina está dado un escenario similar.

Analicemos un poco más de cerca la situación actual, para realizar autoeventos:

  • Permiten un tipo de sociabilidad atomizada (“juntos pero separados”), lo cual se ajusta no solo a las nuevas medidas de seguridad sino también a los modos emergentes de relacionarnos que van a perdurar.
  • Tiene una potencia de desarrollo enorme en zonas rurales y suburbios.
  • Como inversión de negocio solo requiere el montaje de una pantalla led, que puede ser propia o alquilada.
  • El lugar donde se ubica no debe contar con amenities, es más, en su mayoría son terrenos vacíos o playas de estacionamientos.
  • Permite ingerir alimentos y bebidas de manera segura en la privacidad del ámbito de cada auto.
  • Es un modo de recreación económica.

Si en Estados Unidos se está hablando de un gran regreso de la tendencia del autocine, ¿en la Argentina puede significar su primer boom? Pareciera ser una de las opciones de entretenimiento y sociabilidad que da salida segura a la situación actual de aislamiento y seguridad

Autocine Al Río | San Isidro, Provincia de Buenos Aires
Crédito video: www.toma3.com

–Entrevista a Daniel Carnaghi, director de Multiled

El negocio de las pantallas led

¿Qué nuevas oportunidades de negocios (vinculado a la actividad de las pantallas led) podés identificar en el marco de la nueva realidad?

Como consecuencia de la pandemia el trabajo se retrajo, pero surgieron nuevos negocios como el del autocine. Es una forma de ofrecer opciones de salidas, pero con un grado de seguridad. Hubo muchos proyectos novedosos, fue una buena forma de reinventarse para muchas empresas privadas. Se recicló el negocio en ese rubro y se creó una actividad que no existía y eso generó trabajo. Además, estamos con proyectos de teatro al aire libre con distanciamiento social, y recitales también.

De todas formas, más allá de esta nueva forma de generar ingresos, la realidad es que las pantallas led, que en general tienen un objetivo publicitario, fueron una herramienta de comunicación muy útil durante este año. Se usaron para campañas informativas sobre prevención y cuidado de la salud a la población aportando mensajes que se fueron adaptando a medida.

¿Qué tipo de pantallas se usan en estos eventos al aire libre? ¿Adónde se van a instalar y quiénes son los principales actores?

Las pantallas más demandadas fueron las pantallas para exterior, un poco vinculado a esta nueva actividad que está surgiendo como una alternativa a la falta de opciones en lugares cerrados como cines o teatros. La última pantalla que instalamos fue en un autocine en Ituzaingó, Provincia de Buenos Aires, de la compañía Autocines Oeste. Se trata de empresas privadas, las cadenas de cine no crecieron en el negocio aún, tuvimos reuniones con ellos, pero no están convencidos en avanzar. La pantalla de Ituzaingó se instaló en un predio abierto con estacionamiento. En otras ciudades del país también estamos trabajando con proyectos similares.

¿Qué experiencia tuvieron en la instalación de este tipo de pantallas?

Como anécdota te cuento que, en algunos casos, llevamos adelante la resolución técnica sin pensar en la película en sí misma, una vez que habíamos resuelto la instalación y el tema del sonido, pensamos: ¿y ahora, qué película se va a proyectar? Nos lo tomamos con mucho humor. Retomando el tema del sonido lo que resolvimos fue hacer la transmisión por radio FM, dentro de cada auto, coordinado con la imagen. Podríamos decir que el contenido y el sonido fueron los desafíos del nuevo negocio, y el predio y la pantalla fue lo que salió con mucha más facilidad. En el caso de Autocine Oeste, este tema ya estaba resuelto.

¿Adónde creés que se dirige el mercado?

El mercado apunta a seguir creciendo ya que las campañas publicitarias cada vez son más puntuales, con ofertas concretas y de corta duración y es donde la pantalla led, por su dinámica en el cambio de contenidos marca la diferencia. En cuanto a la cuarentena más estricta, o de fase más cerrada con la gente en sus casas, se potenció mucho el negocio de la iluminación led porque hubo una tendencia a hacer arreglos en las casas, a modernizar, reparar y ajustar cosas por tener tiempo libre. Cuando empezó a bajar un poco el nivel estricto de aislamiento se activó todo lo que es señalización, medidas de prevención y su comunicación, y ahí se generó trabajo para todo lo que es letreros led, pantallas informativas, etc. Hoy con la actividad funcionando al 50 por ciento, pero veo el crecimiento y creo que se va a volver al círculo de trabajo normal.

¿Qué productos se están vendiendo más?

El mercado va a seguir potenciando lo que es la comunicación dinámica. En un momento fueron letreros de mensajes, después con imágenes y luego las pantallas. No tengo dudas de que la generación de contenidos y la información cambiante y online va a ir creciendo con el paso del tiempo. Circunstancialmente, el momento no es el mejor debido a la pandemia, pero yo siento y sé que el mercado tiene futuro, la tecnología cambia, avanza y la comunicación cada vez tiene que ser más ágil y moderna. Las pantallas led lo permiten, por eso cada vez se instalan más pantallas en el interior de los puntos de venta o en distintas actividades de uso interior. Y todo lo que es exterior va a seguir los carriles de crecimiento de siempre, que fue lo primero que potenció esta actividad.

Autocine Oeste | Ituzaingó, Provincia de Buenos Aires